Economía Social

El Roble como cooperativa forma parte de la Economía Social. Compartimos, defendemos y fomentamos los principios y los valores de este tipo de economía.

La grave crisis de la economía española y mundial no hacen sino confirmar que hace falta otro tipo de economía mas humana y mas social, donde la economía esté al servicio de las personas y no al revés, como está ocurriendo ahora.

Tenemos claro que el dinero es un medio y no un fin. Un medio para conseguir la felicidad de las personas. El Roble colabora activamente con el movimiento de la Economía del Bien Común y considera que, efectivamente: “otro tipo de economía es posible”

El Roble está fuertemente comprometido con los PRINCIPIOS Y VALORES de la Economía Social:

  • Primacía de las personas y del objeto social sobre el capital.
  • La gestión participativa y democrática de nuestra empresa forma parte de nuestra Cultura y de nuestros Principios.
  • Conjunción de los intereses de los mayores y trabajadores con el Interés General.
  • Defensa de los principios de solidaridad y responsabilidad entre todos los que formamos parte de El Roble
  • Autonomía de gestión e independencia respecto de los poderes públicos u otros grupos de presión.
  • Aplicación de la mayor parte de los excedentes a la consecución de objetivos a favor del interés general, de los servicios a los miembros y del desarrollo sostenible.

El compendio de valores expresados supone el fondo y la forma en que las organizaciones de la Economía Social materializamos la responsabilidad social, en tanto que:

  • Se fundamenta sobre los principios de solidaridad, de compromiso de las personas en un proceso de ciudadanía activa y de implicación en la Comunidad.
  • Genera empleo estable y de calidad, así como una mejor calidad de vida.
  • Desempeña un papel importante en el desarrollo local y en la cohesión social de nuestro entorno.
  • Es un factor de democracia económica y política y de generación de Capital Social.
  • Contribuye a la estabilidad y al pluralismo de los mercados económicos en los que convivimos.